Programa Control de Enfermedad de las Encías

El 80% de las personas tienen enfermedad de encías y muchas de ellas lo desconocen. En la gran mayoría de las ocasiones que hay sangrado al cepillarse los dientes o al pasarse hilo dental es porque las encías están enfermas, no porque se está lastimando. Las bacterias que normalmente se encuentran en la boca son buenas, pero cuando se acumulan por no utilizar el cepillo y/o el hilo adecuadamente causan que las encías se enfermen. Además, cuando sangran las encías, las bacterias de la boca aprovechan y entran al sistema circulatorio que conecta todos los órganos dándole oportunidad a estas bacterias que se alojen en cualquier parte del cuerpo. Así como las bacterias inflaman y enferman las encías, de igual manera inflaman y enferman otros órganos, todas estas consecuencias negativas se pueden prevenir si se cura la enfermedad de las encías.

 

Si no se tratan las encías enfermas, estas bacterias comienzan a comer hueso y los dientes que están sostenidos por el hueso, en la eventualidad se mueven y en muchos casos se caen.

Por tal razón, asumimos un nivel nuevo de responsabilidad con nuestros pacientes y creamos el Programa de Control de Enfermedad de las Encías, donde se le da seguimiento para que estas bacterias no sigan comiendo hueso y lleguen a sanar completamente las encías enfermas. De esta manera podrá mantener los dientes saludables en la boca y disminuir el riesgo de enfermedades en otras partes del cuerpo.